Acaso la realidad de mi propia historia no sea sino el más bello cuento de hadas que yo he pedido desde la infancia.

Alfonso Rubio y Rubio


Nació en Morelia, Michoacán, el 19 de marzo de 1919. Realizó ahí los estudios de educación primaria, secundaria y preparatoria, en la Escuela Libre de Michoacán, y estudios profesionales en la Escuela Libre de Derecho de la Ciudad de México, obteniendo con los más altos honores el título de Abogado. Su presencia en las letras mexicanas data de 1944, mismo año en el que comenzó su actividad docente, sustentando en el Instituto Valladolid de la ciudad de Morelia las cátedras de Filosofía, Literatura e Historia.

Su poesía se distingue por un corte fino y grave; lo mismo frecuenta medidas clásicas que invade la anchura del verso libre y toca temas amorosos con igual delicadeza que el tema sacro, revistiéndose entonces de frescas y suaves imágenes que remozan los viejos motivos bíblicos y hacen brotar sin esfuerzo la emoción religiosa, porque están impregnados de ella. Difícil tarea es concentrar en breve juicio la poesía de Rubio y Rubio que anda dispersa en páginas de revistas impidiendo ser apreciada en conjunto.

Presentó para su Licenciatura en Leyes un magnífico estudio de interpretación que muestra el gran acervo cultural del que es dueño su autor y fue publicado y elogiosamente saludado por la crítica: La Filosofía de los Valores y el Derecho, por desentenderse de una pauta meramente jurídica y estudiar serenamente la filosofía de Scheler.

Ensayista y fino crítico literario, fundador de aquella magnífica revista Trivium, Órgano del Departamento de Humanidades del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey del que fue Director por algunos años, Rubio y Rubio es uno de los más modestos y laboriosos valores de la literatura mexicana.